Quiénes somos

HISTORIA

El Centro de Estudios e Investigación Guestálticos; el CESIGUE nace con el objetivo de ofrecer servicios educativos de calidad, especializados en el enfoque de la Psicoterapia Gestalt, siendo así la primera Institución de este tipo en el sureste de México. Fundado en 1991 por nuestra actual líder la Dra. Guadalupe Amescua Villela se crea un espacio de crecimiento y desarrollo basado en los principios humanistas. Iniciando a partir de intervenciones que la Dra. Guadalupe Amescua Villela, realiza con un grupo de estudiantes y profesionistas interesados en conocer el enfoque de la Psicoterapia Gestalt. Estas intervenciones fueron generando en los estudiantes el interés de saber, conocer y conocerse mejor. Paulatinamente los cursos aislados, se convierten en programas académicos con Reconocimiento Oficial de Estudios. 

A lo largo de estos años han egresado más de 1,200 profesionistas los cuales participan como generadores de cambio con sólidos conocimientos en diferentes áreas como la clínica, educativa, investigación, desarrollo personal y consultoría, siempre con la misión de seguir transformando vidas.

Actualmente el CESIGUE participa en la Association for the Advancement of Gestalt Therapy  (AAGT), de Cleveland, Ohio y en  The International Guestalt Therapy Association, de Highland, Nueva York, en los Estados Unidos de Norteamérica.

 

QUÉ ES LA GESTALT

La Psicoterapia Gestalt tiene una orientación holística ya que se apega a una concepción integral de la salud, buscando el desarrollo armonioso, y no sólo la cura o “reparación” de algún problema o “anormalidad”. Tiene como fin el desarrollo personal, la apertura del potencial humano y una mejor calidad de vida.

La Gestalt más allá de una simple psicoterapia, es una verdadera filosofía existencial, un “arte de vivir”, una manera particular de concebir las relaciones del ser vivo con el mundo.

Formulada por Frederick Perls y Laura Perls en 1951, crearon una síntesis coherente de diversas corrientes filosóficas, metodológicas y terapéuticas europeas, americanas y orientales, constituyendo así una nueva “gestalt” en la cual “el todo es más que la suma de sus partes”, con énfasis en la toma de conciencia de la experiencia actual (el aquí y ahora) y en la rehabilitación del sentimiento emocional y corporal.

La Gestalt integra y combina, de forma original, un conjunto de técnicas diversas, verbales y no verbales, como “el despertar sensorial”, el trabajo de la energía, la respiración, el cuerpo o la voz, la expresión de la emoción, el trabajo a partir de los sueños y la creatividad.

Actualmente la Gestalt es practicada en varios contextos y con objetivos diversos: psicoterapia individual; psicoterapia de pareja, de familia y de grupo; en el ámbito educativo y la empresa.

Se define como Humanista, dado que en los procesos de intervención tanto educativa como clínico se pone una preocupación central y enfática por la Persona, su bienestar, su dignidad y desarrollo. Partimos de la aceptación que las personas tienen la capacidad de desarrollarse y realizarse a partir de sus propios recursos. Desde el personalismo psicológico acompañamos la idea de que desde la misma naturaleza y condición humana los individuos cuentan con recursos, inercias, fuerzas internas que lo llevan a la búsqueda intrínseca de su propio crecimiento y cambio personal.

La psicología humanista, concretamente la representada por Rogers, tiene una fe positiva sobre el hombre, una visión bondadosa y confiada de la naturaleza humana como lo define en el siguiente párrafo:

…(el hombre) es miembro de la especie humana básicamente digno de confianza, cuyos impulsos tienden naturalmente a armonizarse en un complejo y cambiante patrón de autorregulación; cuyo carácter total es tal que tiende a preservarse y a mejorarse y a preservar y mejorar su especie, y tal vez a conducirla hacia su más amplia evolución (Rogers, 1996)

La concepción Humanista que recoge el CESIGUE está ensamblada por cuatro grandes categorías conceptuales y filosóficas que, por un lado, nos llevan a una manera de definir al hombre y específicamente su existencia, pero de forma concreta engloban nuestra práctica en acciones y estrategias dentro de   un modelo de intervención: Estas cuatro nociones   conciben nuestro Modelo Educativo como:

 

a)    Es centrado en la persona (existencial personalista)

El humanismo de la Gestalt pone particular interés en la persona, reconocemos su existencia (existencialismo) en la medida que entendemos que esta se traduce en la capacidad de los seres humanos para concebirnos, vernos y redefinirnos, al fin y acabo somos producto de nuestras acciones. Valoramos los dos terrenos donde el hombre se mueve, el interior de la persona, su capacidad introspectiva, que lo lleva a conocerse, para reflexionar sobre él   mismo y para propiciar su propio cambio interno; pero también el afuera, la capacidad de salir y relacionarnos con los demás, contactarnos con el mundo exterior y establecer una diversidad de encuentros. Nos interesa en la condición humana el ser humano en situación, en su actuar presente, en el aquí y ahora, como huella innegable de su paso por el mundo.

Flexibilidad/ Autencidad/ Singularidad

 

b)   Es dialógico y relacional

La existencia humana, desde la esencia del existencialismo, no se percibe como una existencia individual, toma sentido a partir de la mirada o contacto con el otro. Nosotros existimos porque somos capaces de mirarnos, pero esta mirada, está marcada por lo que el otro piensa, imagina y proyecta en nosotros. Por ende, parte de lo que somos está dado desde las relaciones y percepciones que las personas van depositando en uno mismo.

La existencia sólo se realiza a través de la comunicación, y concretamente a través del Diálogo. El Diálogo es el lugar donde se facilita el encuentro, y el espacio simbólico donde se teje el “Nosotros”.

En este sentido, las relaciones humanas son encuentros permanentes existenciales que se entrelazan a través de vínculos, formas de interacción que mueven y dinamizan las identidades personales. De esa misma manera vemos las relaciones terapéuticas y educativas. La relación Maestro- alumno; la terapeuta -paciente, pasan por el tejido de vínculos simbólicos, relacionales, y de comunicación.  

Otredad/ Contacto/Vínculos

 

c)    Es holístico

- La visión Holística, involucra la totalidad del ser, ver la persona desde su desarrollo integral, desde todas sus áreas que lo conforman. La fragmentación de hombre en áreas que son particularmente más “útiles” o “beneficiosas” desde los consensos sociales o en torno a su papel productivo ha generado una visión reduccionista y pulverizada del SER. Se ha generado la falsa idea, de que hay facultades humanas más “valiosas” que otras, de ahí, por ejemplo, la idea del racionalismo moderno, de poner por encima a la razón, sobre cualquier otra característica personal, cuando las emociones, los juicios, las valoraciones tienen un peso trascendental en nuestras vidas. 

El aprendizaje y el conocimiento holista amplía los conceptos y miradas sobre el acto educativo, y hace que se valore todo tipo de aprendizaje y objeto de conocimiento.

Por último, es la totalidad de la persona que se mueve, que se dinamiza la que nos importa y en la que ponemos atención.

Gestalt/ todo es más que la suma de sus partes

 

d)   Es social-comunitario

Si aceptamos que la persona no sólo es su existencia individual, hablamos de una persona comunitaria, que su presencia está dirigida al mundo, salimos de nosotros mismos para comprender el mundo y tomar una postura sobre él (colaborar), y asumir una responsabilidad para dar (participar).

La importancia de lo que somos también pasa por lo que hacemos frente a la comunidad donde vivimos, cambiar el interior implica asumir responsabilidades sociales distintas y una participación más amplia ante el colectivo. De qué sirve cambiar, si el otro no lo siente, si no cambias para tu entorno.

La persona –comunidad es ver a la persona como una propuesta de presencia testimonial al servicio de los demás.

En este sentido, la formación profesional de las personas debe estar dada con un alto compromiso y responsabilidad social, con una postura ética de actuar en favor de los que más necesitan y generar condiciones de bienestar más justas y equitativas.

Vocación /Existencialismo /Autorrealización/ Trascendencia/Relevancia Social

Ser una organización social de consolidada presencia que contribuya al desarrollo humano y transformación de las personas hacia la búsqueda de una sociedad más equitativa y relacionalmente más sana.

Ofrecer alternativas de formación personal y profesional a diversos sectores sociales a través de servicios multidisciplinarios que les permitan trabajar en pro de desarrollo humano.

PRINCIPIOS Y VALORES

Principios humanistas del CESIGUE

- Nos interesa el SER en su bienestar

- Reconócenos la capacidad del SER de estar con el mundo en el aquí y ahora

- Reconocemos la capacidad de SER de darse fuera de sí y establecer contactos y encuentros con los otros

- Recocemos la capacidad humana de cambiar nuestro interior como nuestro entorno

- Propiciamos el desarrollo integral de la persona, desde todas y cada una de sus áreas

- Valoramos la importancia de actuar en el mundo y trascenderlo

- Ponemos énfasis en la formación y desarrollo de profesionales con una responsabilidad social y vocación de servicio

- Concebimos la docencia, la facilitación y la relación terapéutica como recursos de cambio personal y transformación de vidas

- La práctica clínica y educativa es una vocación al servicio del desarrollo del otro

- La práctica institucional prioriza causas, acciones que generan mejor calidad de vida y de bienestar social.

 

Valores institucionales del CESIGUE

· Honestidad - De la dimensión centrada en la personal

· Respeto - De la dimensión relacional

· Responsabilidad - De la dimensión relacional

· Compromiso por el cambio - De la línea de Holístico

· Servicio - De la línea de social-comunitario